Páginas

Me gustas cuando callas porque estas como ausente.

domingo, 16 de febrero de 2014

Enredos


Hubo un tiempo en que pensé ser otra. Estaba segura de que yo era tan igual a todos que no me daba cuenta de lo ambivalente de mi pensamiento. Una maraña de preguntas sin respuesta, preguntas que siempre fueron escondidas porque no era lo ideal.
A ultimas fechas el cuestionamiento sobre todo ha aumentando descontroladamente y entonces me pregunto como es que puedo creer en cuentos de hadas, como puede el ser más imperfecto esperar perfección, porque alguien tan pequeño busca tener algo tan monstruoso; seguramente por celos, por desdicha por pasar tantos instantes pegada a un hueco, observando al cielo sin luna que se abre panoramicamente en su propio e insípido rostro. 
Esfacelo cubriendo el cerebro, esfacelo que opaca el pensamiento. Medicinas, ansioliticos y antidepresivos. Todo unido sin un propósito porque ¿que es la vida sin un propósito? Exacto. 
Confusión, disfunción, procesos de oxidación que inundan una cabeza marchita llena de preguntas, y fríos cuestionamientos. Hielo que arde, fuego que congela y todo en un mundo de cabeza en el que nada tiene ni busca si quiera tener algo de sentido. Es tan difícil saber que pensar cuando notas que lo que piensas no es lo que se debe, tal vez especial, tan vez idiotez, son cosas que nunca se saben porque nadie habla de ellas.
Cero química y mutua atracción, como despegas dos imanes opuestos, como unes algo que esta tan lejos de las perfecciones perseguidas. Las cosas extrañan tener sentido. La abstracción, se pierde y no busca conexión, todo se voltea y la vida parece tan lejana y fugaz y hermosa e inalcanzable, tan poco común. Porque todo es feo, todo es una abobinacion y todo muere tempranamente, el mundo se acaba, el humano se acaba, la vida se acaba, el suelo se acaba y todo sigue igual. Nada cambia y todo es diferente. 

Sharon Eliana

3 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

A veces las cosas más sencillas pueden volverse un caos, hay demasiados matices y no poseemos ningún punto de vista fijo al que ceñirnos.

Besos!

Yahira potterica dijo...

Me gusto mucho el texto, y tienes razón aunque todo parezca igual, siempre cambia
un beso

Soudy dijo...

Me gusto cómo te expresaste, buen texto :)