Páginas

Me gustas cuando callas porque estas como ausente.

martes, 15 de abril de 2014

Crónicas.


En ocasiones me pregunto, si podrá la tristeza ser una enfermedad. No me refiero a la depresión, que es una patología diagnosticable, tratable y curable. No, me refiero a la tristeza, esa sensación que pesa en el alma, que oprime el corazón y le dificulta el seguir latiendo. Se que no todo el la vida puede ser alegría, felicidad y dicha, pero tampoco creo que la tristeza deba ser una opción viable. No se, tal vez, como de costumbre estoy dando muchas vueltas a un asunto que no tiene solución. Creo que eso debe de ser. Tristeza crónica, porque de lo contrario no le encuentro explicaciones a tanto pesar, esta sensación de no querer existir, de no valer, de no querer ni hablar, ni comer, de buscar formas de ocultar la comida para que nadie note que la razón por la que mi cuerpo pesa cada vez menos es la privación de alimento a la que me estoy apegando, no por vanidad, si no porque simplemente siento que no la necesito. Esta tristeza me esta matando. El saber que no valgo nada, que la vida esta ahí, desperdiciándose en mi, en una persona sin nada que ofrecer, sin nada por lo que vivir.
Una pesadilla que tuve anoche, me confirmo cual es la peor cosa que podría pasar en mi vida. Y lo más horrible de esto, es que esa pesadilla va a ocurrir tarde o temprano, sin importar que haga yo. Estoy perdida, estoy acabada, ya ni siquiera quiero ir a la escuela o hablar de alguien sobre esto. No quiero, no necesito esta sensación de ser nada, de ser solo un vacío que rellena otro vacío. De ser ese mono alegre que sueña despierta y que todos creen que es dichosa, no quiero, no quiero serlo.

1 comentario:

Afterlife. dijo...

Lo creas o no, tienes depresión. Porque parte de tener depresión es asumir que la tristeza que sientes es irremediable. Yo por momentos me siento así como describes, y cuando sobrepienso las cosas me dan fuertes dolores de cabeza. Lo cual es el 60 por ciento del tiempo en el que estoy despierta. Creo que cada cual carga con sus propios demonios, pero sabes? La vida puede ser bonita si de verdad lo intentas. Pienso que todo se basa en trazarse nuevos propósitos a largo plazo. O al menos, es lo que hago yo. Y se que en algún momento, sentiré esa felicidad que quiero :)