Páginas

Me gustas cuando callas porque estas como ausente.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Mis síntomas


Te sientes inestable. No sabes como actuar porque no estas segura de lo que sientes, no sabes que debes sentir, no sabes que es lo que sentirás, tienes miedo de tu reacción. Porque cuando estas con toda esa energía te crees la reina del mundo, original, divertida, excelente, amada por todos, crees que nadie te merece y que todos te necesitan, no duermes porque no es necesario, tu mente funciona tan rápido y tiene mil ideas creativas que te hacen sentir superior, crees que cualquiera se va a prendar de ti y solo piensas en que esa sensación de bienestar continué y lo prolongas tanto como puedes, los meses que sean necesarios, hasta que en un abrir y cerrar de ojos todo acabo, estas hundido, no puedes continuar más, te sientes un fracaso, no puedes concentrarte, el mundo te odia, todos conspiran contra ti, eres escoria y deberías esconderte de todos porque nadie merece el martirio de tener que soportarte día con día, solo tú, tú porque eres un asco, no duermes a pensar de que estas siempre cansada, no duermes porque entonces las pesadillas llegan, no duermes porque hay miles de pensamientos horribles dando vueltas en tu cabeza, comes y comes, nunca dejas de comer, es lo único que parece tener sentido, llegan los pensamientos de muerte y de culpa por querer hacerte daño, llegan la desolación, la decepción de este mundo que es un asco. No puedes estudiar, no puedes hablar, no puedes sonreír, solo finges estar viva a pesar de que te sientes cada vez más muerta por dentro. Entonces una pequeña luz aparece, un momento en el que todo es lineal, todo parece estar normal, todo parece ir bien, tienes pequeños momentos en los que ríes tanto que de alguna forma acabas llorando y viceversa, te ves al espejo y nada es tan malo que no puedas tolerar, vas por la calle y solo vas pensando en las cosas malas que te podría pasar en cualquier momento, después de todo, asi, de esa forma, tu no tendrás la culpa, tu no te estarás haciendo daño, sera alguien más, te expones, te imaginas a ti misma saltando a las vías del tren, te dan ganas de beber tequila a pesar de que sabes que con tus medicamentos no se puede mezclar. Impulsos, todo esta lleno de impulsos, y de pronto caes al abismo una vez más, para posteriormente saltar y brincar y tocar el cielo que te empuja al fondo del abismo, del cual das un pequeño brinco con el que nuevamente llegas a la irregular superficie mientras algo dentro de ti, te repite que hay no estas bien. No estas para nada bien.


 Sharon Eliana

3 comentarios:

Edith T. Stone dijo...

Has descrito esta enfermedad de una manera que me ha puesto la piel de gallina. No te diré ánimos ni suerte porque no sirve para nada, solo intenta recordar en esos momentos en que todo el mundo te odia, que no es así e intenta seguir adelante cielo.

Un besazo guapísima ^^

» Kat. dijo...

Hola linda. Darte consejos no serviría para nada porque no sé que es lo que se siente estando así, al igual que desearte suerte o ánimos, como dice Edith. Pero supongo que tendrás gente a tu alrededor que te quiere estés como estés, y que no te va a dejar sola aunque tu lo sientas, y van a seguir apoyándote y animándote en cada momento... apóyate en ellos :)

Un abrazo.

Soudy dijo...

Vaya, es una buena descripción de las etapas que uno pasa o, al menos, yo lo he sentido así. Me he visto reflejada. Adoro tus escritos, continúa con ellos :)